La tele no es un juego. Son dos. O tres. Un montón

Más de una vez se ha dicho eso de que los juegos basados en películas no suelen ser buenos. De eso ya hablaremos largo y tendido. Pero ¿y los juegos basados en series de televisión?

Haberlos haylos. No hay tantos como de películas, está claro, pero haylos. Además su número está aumentando últimamente, con el auge de series de postín. Hay juego de 24 para PS2, de Mujeres Desesperadas para PC, y pronto llegará el juego de Perdidos, para regocijo de los fans de Jack, Sawyer y Kate. Yo soy más de Sayid y cada vez menos de Locke. Recientemente parecen funcionar bastante bien los juegos de C.S.I. (a caso/episodio por juego), que salen baratitos, aunque van ya por la cuarta entrega. Y hace unos años salía para PSOne y otras plataformas el juego de Expediente X, con unos cuantos discos por aquello de las escenas de vídeo.

Adaptar un juego de una serie debe ser bien distinto del caso de las películas. Con una película famosa, lo que se busca es aprovechar el tirón de la misma mientras esté en cartel. Hay excepciones, desde luego. Hubo sendos juegos de Tiburón en los 8 bits y en la anterior generación; juego de la versión original de The Italian Job para PSOne décadas después de su estreno (y antes del remake de Charlize Theron) y más de un juego basado en los filmes de James Bond ha coincidido bien poco con su estreno. Al adaptar una película, la reproducción fidelísima de los escenarios, personajes y secuencias parece ser una máxima desde los primeros casos, aunque últimamente se lleva mucho eso “ampliar la experiencia” y meter fases inéditas en la película, bien de retazos descartados de la misma, o bien creadas ex profeso para el juego y alargarlo un poco más. En el caso de las adaptaciones de la serie, se puede jugar más, valga la rebuznancia, con el hecho de que se cuenta con un público fiel, que del mismo modo que sigue puntual y religiosamente cada nuevo episodio, puede estar más abierto a otro tipo de juego, menos dado a la acción y más al rol, la aventura tranquilita y a otros géneros menos glamourosos que las adaptaciones de los taquillazos de Hollywood. Importa más moverse y vivir en el ambiente de tus personajes favoritos que ser ellos mismos, o al menos eso parece.

En Fiteblog sabemos muy bien eso de que quien mucho abarca, poco aprieta. Por eso solo nos centraremos en dos adaptaciones de series, Friends y Urgencias.

Friends: the one with all the trivia apareció en Estados Unidos para Playstation 2 y PC, coincidiendo no ya con el final de la serie, sino con el DVD de dicha décima y última temporada. Por aquí no he visto distribuidora que se haya atrevido a traerlo, pero nadie es infalible en Fiteblog. Como su propio nombre indica, la cosa va de preguntas sobre la serie. En diez temporadas los fans de Friends tienen infinidad de datos, nombres y hechos que memorizar. Y les hará falta, porque las preguntas van bastante más allá del mero “¿en qué bar toman café los protagonistas de la serie?”

En serio, si por ahí dicen que están los hardcore gamers, este juego es para los hardcore fans de Friends. Por si alguien lo preguntaba, el juego está enterito en inglés, sin subtítulos que valgan. Las preguntas vienen en forma de texto, pero también se presentan en forma de vídeos e incluso cortes de audio, lo que tampoco ayuda mucho al que no ande muy curtido en inglés, por muy fan de Friends que sea. En uno de los dos modos principales del juego, a medida que vayamos acertando se irán encendiendo luces en las ventanas del mítico piso de renta antigua donde vivían Mónica y compañía. Y sí, desconsuela mucho eso de que se nos vayan apagando lucecitas hasta quedarnos a oscuras por no acertar las difíciles preguntitas del juego. Porque se las trae. El único premio, aparte del orgullo y la honrilla personal de superarse a uno mismo como megafan de Friends y como aprendiz del macarrónico inglés de Joey, es una suerte de mini secuencias de los “cómo se hizo”, cortadas y pegadas de los DVD. Pero hey, lo que importa es demostrar a tus amigos cuántos sabes de Friends.

Una de las tradiciones de cualquier juego basado en una licencia de éxito es que salgan sus protagonistas o, al menos, secundarios conocidos. Un juego de Harry Potter protagonizado por el alumno del segundo piso, tercera puerta según se entra no es muy atractivo. Lo pueden hacer, pero mucho se cuidarían de que el juego fuera acompañando, muy de lejos, a unos pocos títulos con Harry en portada y en presente en cada pantalla de los mismos. Esta máxima se incumple de forma muy dolorosa en Friends: the one with all the trivia. Puede que el juego se estuviera preparando durante la emisión de la serie, pero su lanzamiento fue bastante tardío, con los actores buscándose las habichuelas por otros lados (¿habrá reunión alguna vez?) y con su caché bastante disparado como para añadirlo al presupuesto de un juego de segunda o tercera fila. Pues nada, secundarios a escena. Los que nos dirán si lo estamos haciendo bien o si necesitamos repasar algún capítulo son Gunther (el camarero holandés del Central Perk, eterno enamorado de Rachel/Jennifer Aniston) y Janice (“oh. Dios. Mío”, eterno azote de Chandler). Ya, ya, mola bastante menos que Ross, Phoebe y demás. También aparecen los padres de Mónica, y a uno se le hace rarísimo que un actor como Elliot Gould acabe haciendo su papel de unos pocos episodios en un juego. Un pedazo de actor cómico, eso sí. En resumen, un juego no ya para fiestas con amigos, sino para fiestas con amigos muy muy fans de Friends. Y no, no hay juego de ese engendro de la serie de Joey.

Urgencias también tiene videojuego, aunque sus creadores parecen haberse olvidado de él. O eso o es que ha expirado la cesión de la licencia y ahora lo han vuelto a sacar pero con otros personajes propios, porque la que era antes web del juego oficial de E.R. ahora redirige a otra llamada ER-Sim. Y tan malo no era, leñe.

Aparecido también hace un par de años para PC, el juego es un “Sims para los pobres” ambientado en el County General. El juego de Legacy Interactive bebe bastante de la fuente de Los Sims, aunque el resultado final es bastante más limitado. Eso sí, entretiene lo suyo. En el juego no estamos en la bata de ninguno de los famosos actores que han pasado por la serie, sino que crearemos al principio nuestro propio aspirante a médico rompecorazones y remiendacorazones. Después de crearlo y customizarlo, directamente al pasillo de entrada de Urgencias, a recibir pacientes bajo la atenta mirada de los adjuntos, y a diagnosticar se ha dicho. Es bastante fácil hacerse con el control de nuestro personaje, y el interfaz es intuitivo y sin florituras ni miles de acciones disponibles. Es hasta entrañable eso de estar con un paciente, la música de la serie de fondo y decidiendo qué procedimiento vamos a elegir. Que sí, que hay otros juegos de hospitales, pero siempre tiene su aquel uno que recree los techos mohosos del County.

A diferencia del caso de Friends, el juego de Urgencias sí tuvo presupuesto para la imagen y la voz de tres de sus protagonistas entonces. El juego salió entre la temporada 10 y 11, en las que hubo cambios dramáticos de reparto. Bueno, prácticamente todos los años hay cambios dramáticos de reparto. En el juego aparecen vigilándonos y arengándonos Susan Lewis (la doctora que se fue en la tercera temporada, para volver en la octava para volver a irse en la duodécima. Por ahora no ha vuelto, aunque nunca se sabe), Greg Pratt (el único de la terna que permanece en la serie, teniendo en cuenta que la actual es la última temporada, seguramente se marchará antes del final); y el mismísimo John Carter, buque insignia de la serie desde sus inicios. Y sí, también se fue al final de la undécima temporada, aunque ha hecho apariciones en la duodécima y seguro que aparecerá en la decimocuarta para el broche final y atar cabos. Tres de los grandes del reparto, no está nada mal. También hay alguna que otra enfermera “de las históricas” de la serie dejándonos en evidencia por nuestra torpeza y nuestro olor corporal. Porque una de las acciones a tener en cuenta, entre trauma y trauma, es la de ducharse de vez en cuando, entre otras. Urgencias, el videojuego está a la venta por aquí, aunque no está doblado, pero merece la pena si se es seguidor de la serie y no se tiene un PC a la última.

Y los respetables fitetonteros, ¿han probado algún juego basado en una serie? ¿Les gustó o prefieren quedarse con sus DVD? ¿Hay alguna serie que les gustaría ver en forma de juego para su consola?

Anuncios

4 comentarios to “La tele no es un juego. Son dos. O tres. Un montón”

  1. Enrique Says:

    A veeeeeh: Pues una vez me hice una copia privada (li li li la la la) del primero de CSI, pero en realidad estaba privada de la mitad de los gráficos, así que cuando Grisson decía: “Criminalístico de pesetilla, mira en aquel rincón con la linterna”, ni había rincón ni había linterna.

    Los dvds mola más. Aunque sean porque se ven.

    Y yo quiero un juego de House, que tenga un medidor de la cantidad de sarcasmos por minuto. Un sarcasmómetro. Peazo invento, el sarcasmómetro.

  2. ErManué Says:

    Como todo el mundo he jugado a las adaptaciones de los Simpsons, pero eso casi que ni cuenta, ¿no? Por cierto que difícil era la de Spectrum esa de Bart contra los Mutantes del Espacio… PESADILLAS HE TENIDO por culpa de los sombreritos del centro comercial.
    El videojuego de Xena era (soprendentemente) entretenido. Una puta mierda, si, pero entretenida.
    ¿LLegó a salir uno de Futurama, verdad?

  3. fiteblog Says:

    Tenía pensado hablar más adelante de los juegos basados en series de animación, creo que se merecen un apartado para ellos solitos. Sobre todo porque está a punto de salir The Simpsons Game, que tiene una pinta impresionante. El de Futurama no estaba nada mal. Tenía sus fallos, pero era entretenido y estaba pensado para ser eso, un capítulo jugable.

  4. Pedro Jota Says:

    Sí, mejor no entrar en el tema de los juegos basados en series de animación, porque entonces empiezo con el arcade de los Simpsons, sigo con el de las Tortugas Ninja y acabo con el de X-Men (todos ellos beat’em up rollo Double Dragon), que me encantaban.

    El (posiblemente) mejor juego basado en una serie, en mi humilde opinión, es el “Buffy The Vampire Slayer” que programaron los aventajados The Collective para Xbox (no confundir con “Chaos Bleeds”, el mediocre multiplataforma que salio unos meses después). El juego era un Tomb Raider cualquiera, con sus saltitos imposibles, sus secretos en el escenario y sus enemigos hábilmente desperdigados (no en vano el posterior “Indiana Jones y la Tumba del Emperador” comparte engine y estilo con el título de la animadora más ocupada de Sunnydale), pero captaba perfectamente la esencia de la serie, contaba con las voces de todos los actores originales (excepto Sarah Michelle Gellar, la prota, que sin embargo fue decentemente imitada por una dobladora, al igual que se hace con las series de animación de Star Wars) e incluso con el “toque Whedon” en el guión (que por lo visto procedía de un episodio descartado para la serie).

    También me resulta curioso que, durante el boom Star Trek de principios de los 90, aparecieran tantísimos juegos basados en la franquicia que, en su mayoría, no fueran especialmente buenos, o no me llamasen lo más mínimo la atención. Igual es que en el fondo eran aburridos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: