¿Un videojuego preconstitucional? No, un indocumentao

1986. El Challenger revienta en pleno despegue. En Chernóbil sufren las consecuencias del típico “tú dale potencia, que esto aguanta”. Maradona marca EL GOL. Tim Robbins ya despunta en el cine independiente, haciendo de científico chiflado en Howard el Pato. Se estrena en la tele Los Aurones, una serie que traumatizará a una generación de niños, que no volverían a probar la fruta… Y en España sigue habiendo monarquía parlamentaria… ¿O ya no?

Chunda, chunda, tachunda, chun... ¡Pero qué hace ahí el pollo!

Hoy en día, cuando alguien comete una pifia en cuestiones de documentación (no entramos ya en cosas de culturilla general), se suele decir eso de “hijo, qué te costaba hacer una búsqueda rápida en Google”. En otros tiempos, no venía mal tener una enciclopedia a mano. O, en el caso de las banderitas, el socorrido diccionario Iter Sopena con el pliego central a color. Pero claro, a ver de qué año es el diccionario o la enciclopedia que estás usando, alma de cántaro, que luego pasan cosas como esta.

Epyx fue una desarrolladora norteamericana históricamente ligada a las máquinas de Commodore, sobre todo el CBM64. Entre sus creaciones más célebres está el proyecto de consola portátil Lynx (que malvendió a Atari), la saga Impossible Mission y una pléyade de juegos sobre pruebas deportivas: Winter Games, Summer Gammes, California Games, The Games, y el que nos ocupa, World Games.

He aquí la pifia a todo color.
Sí, el logotipo de Epyx se supone que es un pensador, con una muñeca hiperflexible.

Estas capturas corresponden a dos versiones de World Games. En la pantalla de selección de país, antes de disputar las distintas pruebas deportivas, nos encontramos, en plena segunda mitad de la década de los 80, con la bandera del Antiguo Régimen. Vamos, que les falló la enciclopedia, o lo que usaran en Epyx para documentarse. Ya en una revista española de la época avisaban del fallo, en una review del juego. La pifia no aparece en todas las versiones, para empezar porque no todas tenían esta selección de país participante, sino que pasaban directamente a una escueta pantalla donde introducir el nombre del jugador.

Eso sí, o bien compraron una enciclopedia en una librería y no a un trapero, o bien alguien de Epyx  se dio cuenta de que algo había cambiado en la bandera de España, mientras veía el Mundobasket, porque el error se subsanó un año después. Epyx empezó a convertir a 16 bits sus éxitos pasados, como el excelente Winter Games (del 85).

¡Sí! ¡Ahora puedo rememorar las hazañas de Juanito Muehlegg! Oh, vaya...

Problema resuelto. Si hubiera pasado en la actualidad, nos hubieran cobrado por el parche o el DLC con la bandera cambiada, fijo.

 

Anuncios

2 comentarios to “¿Un videojuego preconstitucional? No, un indocumentao”

  1. Bateman (@Navarta) Says:

    No es lo mismo, pero este articulo me ha recordado a la reciente pifia en la proxima peli de Xmen, donde la imagen de Magneto tiene “toas” las hechuras de nuestro “entrañable” monarca… xDDDDD

    Buen articulo! Me ha encantado ese primer parrafo introductorio! Que arte! Jajajajajaja!

  2. vrenamer Says:

    Hace poco vi la bandera del pollo en una infografía de la CNN. Y hoy día tiene más delito, joé, que solo hay que escribir “spain flag” en el Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: