Los Viajes de Fite: RetroMadrid 2012 (I)

“¿Un bar con grada para sentarse? ¿Qué es lo siguiente, salchichas con queso?”

-Bueno… ¿y qué tal la RetroMadrid?

-Bien, bien…

-…

-…

(por si no lo han notado, silencio incómodo)

-… Yyyyy ¿qué?

-Usted… ¿quiere detalles?

-Sssssí.

Me resulta muy difícil contar mi experiencia en RetroMadrid; más allá de lo de arriba, totalmente verídico y cierto. Difícil porque, por más que haya disfrutado esta última edición, no he estado en todos los eventos, charlas y citas que la organización ha montado. Sería injusto, además de pretencioso, tratar de presentar esta columna como algo realmente informativo sobre RetroMadrid 2012. Para empezar, porque hay blogs que lo hacen muchísimo mejor (Konamito, pojemplo), y no pienso competir con personal tan distinguido. Y segundo, porque prefiero abordar el tema más bien desde el plano emocional. Tranquilos, que no es que echara unas lagrimitas por cada stand y tenga que compartirlo con la concurrencia. Pero casi. Prefiero tirar por el camino de la prosa atropellada, en vez de hechos con algún tipo de organización.

Porque, si me cuesta contar qué he hecho en RetroMadrid, o cómo he pasado el tiempo, más me cuesta responder a la siguiente pregunta.

-Esto… y RetroMadrid, así sastamente, ¿qué es?

Y aquí viene lo del plano emocional. Para un servidor RetroMadrid es un viaje. Porque lo es. Ya sea en un coche de alquiler, particular o en el AVE como un señor, es un viaje. Es una ocasión que se organiza con más o menos antelación, presupuesto y expectativas. Es de esos temas de conversación que suelen surgir entre el grupo de amigos, ya sea en el largo verano o en el invierno de nuestro descontento. Tema recurrente, del palo “bueno, ¿y pa la retro quién se viene?”. Y también es RetroMadrid llamar al hotel unos días antes, preguntando de la forma más comprensible y sencilla posible, “¿las teles tienen euroconector o algo pa poder enchufar cosas?”.

No es nada sexual, guarretes. Es un calentador de agua para los viajes. No puede faltar en la maleta.

Como es un viaje, para el que suscribe RetroMadrid es más que eso que ocurre en un recinto cerrado, con gente entrando y saliendo y maquinitas haciendo un celestial ruido. Para un servidor, RetroMadrid también es encontrarse curioseando de madrugada en la tienda del Vips de al lado del hotel. Y que uno se encuentre allí con un libro de ilustraciones de Azpiri, de saldos y a 2,95€, también es RetroMadrid, porque forma parte de ese viaje tan concreto.

El libro de marras. Lo más entrañable no son las ilustraciones, sino que en la contra viene el precio en pesetas. Mil novecientas cincuenta, para ser exactos.

Como en todo viaje, hay encuentro (oig). Y en el caso de RetroMadrid, no suele tratarse de un encuentro con uno mismo, sino con más gente. Amistades. Algunas mantenidas, otras recuperadas y renovadas, otras que se inician en la misma reunión. Eso es lo bueno de eventos como RetroMadrid. Y es precisamente de las cosas que siento que no aprovecho del todo ningún año. No me refiero a los stands o las conferencias; siempre hago el camino de vuelta con la sensación de que debería haber hablado, conocido o presentado a más gente. Esta timidez casi a los 40…

Una muestra, dos de los momentos que guardo con más cariño de esta edición de RetroMadrid son el largo abrazo con el gran STAR y una charla con unos desconocidos sobre lo caro que está el coleccionismo MSX, y que derivó en un enriquecedor aprendizaje sobre el OpenPS2Loader y el FreeMCBoot. Antes de que el impaciente lector abandone el presente blog, al tiempo que grita “¡mariconadas!”, que conste que lo advertí al principio.

The Walking Frikis

RetroMadrid también es llegar al lugar del evento, hacer la primera “misión de reconocimiento”, dar unas vueltas por los stands, marcar con la mirada y la memoria lo que se quiere comprar y, de paso, retener el primer impulso (que suele acabar en mucho dispendio y búsqueda del cajero más cercano)… Y, minutos después, reunirse con los amiguetes para ir a por la primera cerveza del día. Después de la primera, viene la segunda, luego la tercera, y cuando se pierde la cuenta, se organiza el grupo como buenamente se puede para enganchar con la comida.

Esa turba de camisetas y mochilas, haciendo risas hasta de los nombres de los platos de una parrilla argentina, también es RetroMadrid.

Genesis para MSX. Así deberían ser todas las conversiones de Spectrum: en cartucho, con colorines y dos PSG. En www.retroworks.es, está el cartucho a la venta y la ROM en descarga gratuita.

Nunca he dicho más veces “quiero una” en la vida. Juraría que el mando de una de ellas estaba pegajoso, así que no sería el único emocionado al probarlas.

Cierto, son simples tarjetas, pero son de cosas más interesantes que los cientos que me daban en el SIMO.

Uno de los habituales de las últimas RU, los diseños pixelados, y que están reemplazando a los cuadros de Nueva York del Leroy Merlín de nuestras paredes.

El número romano del título, se preguntarán ustedes. Es una amenaza. Habrá más de esto en breve.

Anuncios

12 comentarios to “Los Viajes de Fite: RetroMadrid 2012 (I)”

  1. Alonso J. Núñez Says:

    Muy bien contado!, me ha encantado esta primera parte. Ya he leído varios reportajes y aunque en general me han gustado, el tuyo me ha llamado más la atención y me ha gustado más por darle ese toque personal que falta en los demás.

    Saludos.

  2. Er Domi Says:

    Flooooojo!!!!!!! Onde está el segundo??? ;oDDD. Genial como siempre… A ver con qué nos sorprendes en la 2ª parte…

  3. remewyn Says:

    Menudo viaje! Me alegro de haber podido compartirlo contigo este año y de que encontréis en la RetroMadrid la excusa perfecta para disfrutar de esos momentos con los amigos, esas rutinas necesarias y esa pasión por algo (y no es por el calentador de agua, jeje)! Seguiremos el camino en la segunda parte!

  4. Ñete (@logaran) Says:

    ¡Pero que requetebien escribe este muchacho pardiez! Ya espero ansioso esa segunda parte. Has prometido cervecitas ¿no?

  5. Frandecai Says:

    Qué arte tiene mi niño!!!! Los pelos como escarpias y los dientes largos. Yo quiero, yo quiero, espero poder ir el año que viene. Ansioso por la segunda parte.

  6. Frandecai Says:

    Por cierto de donde has sacado ese c…, digo ese aparatito para calentar el agua, jajajajajaja, que risas me he echado

  7. Rafa Says:

    Muy bueno Gaby, simplemente genial y muy divertido, solo una cosa, el chisme ese del “agua” no sera la versión lite del anal intruder de la peli top secret?

  8. Frandecai Says:

    jajajajajajajaja

  9. dani Says:

    Han vendido muchas maquinitas de esas? Por cuanto? Que nos ponemos a fabricar en cadena….

  10. RetroMadrid 2012: El retro evento social | El Blog de Manu Says:

    […] Los Viajes de Fite (II) […]

  11. Resumen de RetroMadrid 2012 (III y final) – Actividades : MSXBlog de Konamito Says:

    […] en Fite er tonto (1ª parte, 2ª […]

  12. Andres Says:

    Un buen blog, muy facil de leer y muy bien explicado.

    Yo tengo con un proyecto mas sencillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: