Los Viajes de Fite: Playfest (intro)

En el teaser que el respetable vio hace unos días puse eso de “Playfest, un viaje inesperado“. Y es que lo fue.

Alguno recordará que todo empezó gracias a un memorable intercambio de mensajes vía Twitter con el gran Nacho Cabrero. Servidor, que no va de estar al tanto y a la última de todo, realmente no lo está. Para nada. Se intenta, pero no siempre se puede. Así que a este humilde pero locuelo fan de las bandas sonoras de videojuegos en general, e irrefrenable y compulsivo consumidor de la obra de Akira Yamaoka, la tarde de autos se le pusieron los pelos como escarpias. Los de los brazos, se entiende.

A partir de un mensaje de Nacho, en el que contaba que iba a recoger a Akira Yamaoka (“¿cómo?” “Pero, ¿recoger, recoger, de tenerlo a unos pocos cientos de kilómetros de casa?”, farfullaba el que suscribe), se precipitaron los acontecimientos. Pero Playfest ha sido más, mucho más, que Akira Yamaoka, que no es poco. Lo que los próximos posts quiero contaros fueron algunos de los días más especiales que he vivido. Conocer, y a distancias cortas además, a verdaderos genios de la música del cine, la animación y los videojuegos, compartir con ellos pensamientos más o menos banales, y hasta compartir mesa, mantel y copas en un lugar excepcional no puede contarse de una sola vez.

Y como nada en Fiteblog puede o debe ser normal o razonable, esta serie empieza por el final.

El domingo por la tarde, terminadas las conferencias y las proyecciones, pasado el memorable concierto de la noche del  sábado 28 de julio y finiquitada la maratoniana pero amigable y relajada sesión de firma de discos, Playfest terminó el domingo 29. Pero hubo para algunos afortunados un último regalo, esa bandeja de pastelitos que sacan en las bodas a las tres de la mañana y que entran tan bien para empujar los cubatas. O como ese caldito de puchero que todavía sirven en algunas casetas de la Feria de Málaga, con el mismo fin de hacer una mejor digestión después de tanta juerga.

En el bar Musicology de Úbeda, cerca del espectacular mirador al que da la Puerta de Granada, nos dimos cita los últimos supervivientes: asistentes rezagados que todavía teníamos tiempo antes de partir de vuelta a casa, artistas que no tenían que tomar avión hasta la mañana siguiente y, sobre todo, miembros de la organización que por fin podían relajarse. Ese domingo por la tarde-noche terminó para nosotros Playfest, y ese regalo inesperado para un viaje inesperado es el momento escogido para empezar la serie de posts que están por venir.

Si estás en un bar, al fresco, y se sienta al piano el gran Richard Jacques a marcarse un mix de 7 minutos de Outrun, y eso es la propina de un viaje… Pues vaya viaje.

Update 7/8: El vídeo ha sido retirado a petición del intérprete. Sorry guys.

Anuncios

Una respuesta to “Los Viajes de Fite: Playfest (intro)”

  1. Toni Galvez Says:

    Excelente, hay que ver como toca el tio, es maravilloso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: